Situada al fondo del valle que lleva su nombre, Beneixama se extiende entre olivos, viñas y sembrados. El origen del pueblo y su desarrollo posterior están ligados a la agricultura, de la que a lo largo de la historia podemos destacar el vino, la manzana “roja de Beneixama” y el aceite de oliva como principales producciones.

El vínculo con la naturaleza se extiende hacia la sierra, con parajes de gran belleza que son visitados por caminantes y deportistas a lo largo de todo el año. También las actividades festivas y culturales, así como la gastronomía son importantes atractivos para los visitantes, que buscan en Beneixama la fiesta pero también la tranquilidad y la buena mesa.

BENEIXAMA ES NATURALEZA

El término de Beneixama va desde la Sierra de la Solana hasta el río Vinalopó. Las sendas y caminos permiten diversidad de prácticas deportivas. De entre todos, podemos destacar el sendero PR-CV 52, que recorre los lugares más emblemáticos de la sierra y pasa cerca de los albergues municipales de Rita y de la Talaeta. Una caminata más sencilla y muy agradable es la del Camino de los Molinos, hasta la pedanía del Salse.

Otras rutas interesantes son la vía Augusta (ahora camino de Xàtiva,) que atraviesa el río a la altura del Salse, o la vía Verde, que transcurre por el trazado del antiguo tren “xitxarra”, que iba de Alcoi a Yecla.

La Sierra de la Solana, además de ofrecer unas magníficas vistas, esconde parajes de una gran belleza en los cuales podemos encontrar una notable riqueza botánica.

BENEIXAMA ES PATRIMONIO

Recorrer las calles de Beneixama es contemplar una larga historia. Desde la torre almohade del siglo XII, hasta la imponente iglesia neoclásica del siglo XIX, pasando por la ermita de la Divina Aurora, el antiguo convento carmelita, calles con casas señoriales y edificios modernistas, entre ellos una antigua fábrica de carros.

Los antiguos lavadero y matadero son ahora salas de exposiciones. Este último edificio es actualmente el Museo Navarro Ferrero, donde puede contemplarse una exposición antológica de su obra pictórica. También se pueden visitar el Museo Poeta Pastor, en la Plaza del Ayuntamiento, dedicado a la vida y obra de este literato de la Renaixença Valenciana, y la torre medieval, que alberga piezas arqueológicas encontradas en el término municipal.

BENEIXAMA ES GASTRONOMÍA

La manzana roja de Beneixama es la que ha llevado el nombre del pueblo más lejos, pero hay otros muchos productos locales de calidad: herbero, aceite, pastas, vino, almendras, embutidos y, por supuesto, nuestro tradicional figatell.

A principios de octubre tiene lugar la feria “Beneixama al carrer, xe que bo!”, en la que empresas y asociaciones locales muestran sus actividades y productos, y donde la gastronomía tiene un importante papel.

Cualquier día es bueno para disfrutar de la buena mesa, y son muchos los platos y dulces con los cuales la gente de Beneixama celebra su hospitalidad. Para acabar la comida, una infusión de tomillo y un herbero. Buen provecho.

BENEIXAMA ES FIESTA

El calendario festivo en Beneixama alcanza todo el año. Empieza con la cabalgata de los Reyes Magos de Oriente, que llevan regalos de casa en casa ayudados por sus pajes. Sigue con San Antonio y su hoguera, el medio año festero, la fiesta del aceite y San José.

Después de la Pascua celebramos San Vicente en el Salse, con la “cordà” de cohetes y las “carreres i salts”. La última noche de abril se cantan los Mayos, y en mayo se celebra San Isidro Labrador en la Talaeta, con el concurso de paellas y la “Brega dels Llauradors”.

En junio, la fiesta del patrón San Juan, con las hogueras y el cántico de la Aurora, y en septiembre las fiestas de Moros y Cristianos a la Divina Aurora, con los desfiles, las embajadas, la pólvora…

Ya en octubre, la feria “Beneixama al carrer”, la fiesta de la música, Santa Cecilia, en noviembre y, para acabar el año, Navidad, con sus celebraciones tradicionales.

Todo el mundo es bienvenido a nuestras fiestas!

BENEIXAMA ES CULTURA

La actividad cultural en Beneixama es muy abundante. Son numerosas las asociaciones que, junto con el ayuntamiento, trabajan para mantener activa la vida cultural del pueblo. A lo largo del año Beneixama cuenta con todo tipo de eventos como el Certamen de Pintura al Aire Libre, la Noche de Boleros, la Gala de Bailes de Salón, el Beneixama Rock, el premio Poeta Pastor de Poesía, actuaciones de grupos folclóricos, conciertos, exposiciones…

De Beneixama han surgido personalidades del mundo de la cultura como Juan Bautista Pastor Aicart, escritor de la Renaixença Valenciana, Miguel Payá y Rico, cardenal primado de España en el siglo XIX o Pedro Joaquín Francés, compositor de la segunda mitad del siglo XX y principios del XXI, entre otros.

BENEIXAMA ES MOVIMIENTO

Cualquier momento del año es bueno para visitar Beneixama. No necesitas ninguna excusa para venir a conocernos y a disfrutar del pueblo, de su cocina y de sus instalaciones como la piscina, el polideportivo o los albergues.

Pero si te gusta el deporte, hay días especiales que no puedes perderte, como la carrera de montaña Solana Trail, que organiza el Grup de Muntanya de Beneixama cada mes de octubre, y que congrega a más de 700 corredores. O la carrera ciclista del día de San José, de carácter oficial y nacional, por circuito urbano. Otras disciplinas deportivas como el triatlón, el futbito, el bádminton e, incluso, el agility, celebran también pruebas y campeonatos.

 

 

Share This