Cáñamo

Paco Verdú, vecino de Beneixama, desde que se jubiló se dedica a la artesanía de cáñamo. Esta afición le viene desde pequeño, a los 10 años ya se hizo sus primeras alpargatas con la ayuda de su padre. De mayor le ayudaba a su padre a hacer cuerda para atar leña pero su actividad paró a los 15 años para irse a trabajar a una fábrica textil donde estuvo 45 años trabajando.

Fue cuando se jubiló en el año 2000 cuando de nuevo volvió a la actividad artesanal. Comenzando haciendo sillas y mesas así como también alpargatas pequeñas típicas valencianas.

El proceso de hacer cuerda es muy complicado pero a él le ha servido para expresar esta modalidad de arte que sin duda es una maravilla.

Dada su habilidad se dio cuenta que podía continuar haciendo más cosas, y fue cuando comenzó a forrar las maquetas que el mismo había elaborado con sus manos.

Entre estas maquetas podemos encontrar piezas representativas del pueblo como la Cooperativa del aceite, la Ermita de San Isidro, el Minat, el Castillo de Fiestas y las típicas alpargatas valencianas y muchas más cosas.

En la actualidad su colección esta formada por 350 piezas en la que podemos encontrar todo tipo de objectos realizados con cáñamo, palillos chinos, cartón y todo tipo de material sin dejar de lado el cáñamo, pero no solo son estos sino que en mente tiene proyectados muchos más.